Ante la aprobación de la “Ley que Regula la Prestación de los Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento” en el estado de Querétaro, diversos activistas, académicos y organizaciones medioambientales se oponen a esta iniciativa, al señalarla como privatizadora, que no garantiza el Derecho Humano al Agua y por ser contraria a las disposiciones constitucionales y la ley federal en la materia.

Por ello, solicitaron al gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri González, a vetar dicha Ley ante los reclamos de la ciudadanía y a que, una vez vetada, se proceda a la elaboración de una Ley de Aguas del Estado de Querétaro, así como una Ley Orgánica de Organismos Públicos Operadores de Agua en el Estado de Querétaro, donde se involucren soluciones integrales acorde a la situación hídrica de la entidad.

En un documentado dirigido al mandatario estatal es que los y las activistas queretanas señalaron cinco planteamientos realizados, donde se afirma que las iniciativas presentadas en el Congreso local no garantizan el derecho humano al agua; eran contraria a disposiciones constitucionales y la ley federal en la materia, y la privatización del servicio.

Asimismo, indicaron que se requiere de un Parlamento Abierto para la construcción de este ordenamiento legal y que, al tratarse de un recurso natural, se debe permitir el acceso a la información y la participación, de conformidad con el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe.

“Todo lo anterior fue ignorado por los legisladores”, señala dicho documento: “…y con una inusitada velocidad, se procedió a conjuntar ambas iniciativas, elaborando un nuevo proyeto de dictamen que fue aprobado por la Comisión de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Comunicaciones, conformada por tres diputados, el cual fue turnado a los 22 restantes con menos de 12 horas de la fecha y hora fijadada para su discusión y aprobación en el pleno”.

Por ello, hicieron énfasis en la elaboración de una Ley de Aguas que represente una verdadera oportunidad para que Querétaro recobre la rectoría en la materua hídrica, se fortalezca el organismo operador estatal y los municipales, y se garantice el derecho humano al agua y su saneamiento, partiendo de una visión ecosistémica que toma en cuenta a las cuencas hidrológicas e hidrográficas, así como sus servicios ambientales.

El documento fue firmado por América Vizcaíno, Federico Orozco, Manuel de Anda Garduño, Diana Laura Juárez, Víctor Manuel Ávalos, Izarelly Rosillo, Claudia Romero Herrera, María Elena Beltrán, María Fernández, Emilia Pizarro, Ricardo Montiel Rivera y Luz del Carmen Viveros, quienes autorizaron para todos los efectos legales a Enrique Uribarren Castro, presidente del Observatorio Ciudadano para la Protección Ambiental de Querétaro A.C.


David Álvarez
davidalv1990@gmail.com
Sociólogo, periodista y docente. Dirige Proyecto Saltapatrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.